902 456 456

Diferencia entre Perdida de Memoria, Demencia Senil y Alzheimer

19

ENERO, 2017

Envejecimiento
Cerebral

Hoy en día muchas personas están preocupadas por la pérdida de memoria, pensando que sea el primer síntoma de Alzheimer o Demencia senil.

En los últimos años, muchos estudios han hecho nuevos descubrimientos sobre la memoria y sobre las razones por las que sólo unos pocos problemas relacionados con la pérdida de memoria deben causar preocupación.

Los problemas relacionados con la pérdida de memoria pueden ser una consecuencia normal del envejecimiento.

Cuando el cuerpo envejece, también el cerebro sufre cambios. Es por eso que algunas personas notan una disminución en la capacidad de memorizar cosas, de recordar perfectamente toda la información y, a menudo, tienden a perder objetos, sin recordar dónde los dejaron. En general, se trata de problemas de memoria leve.

Que no tienen porque avanzar hacia un deterioro cognitivo que desarrolle una demencia senil o un Alzheimer, sobre todo si se siguen  habitos y actitudes de vida para prevenirlas.

Alzheimer

Vamos a enumerar diferentes tipos de perdida de memoria :

  • Algunas veces, los problemas relacionados con la pérdida de memoria, están asociados con trastornos o enfermedades como el tiroides, los riñones, el hígado.
  • En otros casos más raros, la pérdida de memoria puede ser causada por los efectos secundarios de los medicamentos, la deficiencia de vitamina B12, el alcoholismo, tumores o infecciones del cerebro.
    En este caso, el médico debe diagnosticar y curar estas enfermedades graves en el momento oportuno, para evitar un empeoramiento de la situación clínica.
  • Los estados emocionales como estrés, ansiedad o depresión, pueden  ocasionar problemas temporales de memoria y hacer que el paciente sea más descuidado llegando a confundirse con la demencia.

Si se está viviendo un momento difícil, desde el punto de vista emocional, como un accidente, pérdida de pareja, de trabajo, de un familiar, de un amigo etc., es natural sentirse triste, preocupado o melancólico. Y el estrés causado por estos cambios podría llevar a períodos de confusión o pérdida de memoria leve.

Afortunadamente, los trastornos de la memoria de origen emocional, generalmente, son temporales y desaparecen cuando la causa del estrés emocional ha pasado.

Sin embargo, si se prolongan durante mucho tiempo, es importante pedir la ayuda de un profesional médico o un psicólogo.

“Cuando la pérdida de memoria se establece de forma definitiva, con alteraciones del comportamiento será necesaria la evaluación precoz de un neurólogo para un diagnóstico certero.”

El siguiente paso del diagnóstico será diferenciar entre Demencia Senil o Alzheimer.

Ambas se engloban dentro del término demencia, pero según su nivel de evolución, conllevan características y síntomas que las convierten en enfermedades diferentes.

Tanto la Demencia como el Alzheimer se engloban dentro de las denominadas enferemedades neurológicas, siendo ambas degenerativas, lo que implica que las funciones orgánicas dañadas o perdidas del paciente no puedan regenerarse, aunque en  alguna demencia senil con tratamiento y actitud de vida adecuada se ha conseguido recuperar parte de esas funciones y sobre todo los mejores resultados se han obtenido al enlentecer dicha degeneración.

Fotografía obtenida de Wikipedia

La enfermedad de Alzheimer es la demencia más frecuente, aparece  a partir de los 50 años y sus síntomas se van agravando a medida que progresa la patología, el Alzheimer es  una enfermedad neurodegenerativa que eventualmente conduce a la muerte con un periodo máximo de vida de 12 años desde que se presentan los primeros síntomas.

Esta enfermedad es causada por la muerte progresiva de neuronas lo que ocasiona que algunas zonas del cerebro se atrofien.

“Los principales síntomas del Alzheimer son problemas con el lenguaje, cambios de personalidad, desorientación…”

Los principales síntomas del Alzheimer en sus inicios son los problemas con el lenguaje, cambios de personalidad y humor, desorientación, apatía, limitación de lenguaje y expresiones y dificultad ante tareas simples..

Cuando se habla de demencia senil sólo se hace referencia a aquella que se producen después de los 65 años la demencia senil por otra parte no es causa de muerte y se debe a la pérdida de las funciones cognitivas de forma progresiva lo que ocasiona que las personas afectadas tengan problemas con la memoria, con el habla, con la resolución de problemas y la atención, con las funciones motoras, de personalidad y otras habilidades sociales.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada num. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.