Agua del grifo o Embotellada

9

ENERO, 2018

En España el 99 % del agua del grifo es potable, el 0,5 % restante se debe a incumplimientos puntuales de determinados servicios como cortes e incidencias en el suministro, según un informe del Ministerio de Sanidad.

Siempre nos han dicho que el agua es inodora, incolora e insípida pero bien sabemos que eso no es así, ya que el agua del grifo no sabe igual en diferentes comunidades, ciudades o incluso poblaciones.

Esto es debido a las sustancias que pueden encontrarse en ella, por la cantidad de minerales tales como calcio, bicarbonatos o pH, es decir por el residuo seco.

Agua del grifo

Según la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (Aeas) en la zona de levante las aguas son más duras y con más sabor ya que proceden de terrenos calizos, sin embargo, en Madrid la calidad del agua es excelente ya que proviene de una sierra de granito y gneis, las cuales actúan como un buen filtro.

Evidentemente el agua del grifo lleva un tratamiento para evitar que crezcan los patógenos, una pequeña cantidad de cloro que no tiene ningún efecto perjudicial para la salud.

Pero que sepa mal o diferente no significa que no se pueda beber.

” No existen evidencias científicas de que el agua embotellada sea mejor o más sana que el agua del grifo ”

Por otra parte, nos encontramos con el agua embotellada, las aguas de mineralización muy débil tienen menos minerales y por tanto menos residuo seco.

Esto puede ser beneficioso para personas con hipertensión o con problemas renales debidos a la formación de cálculos renales.
Sin embargo, estas afecciones vienen determinadas por múltiples factores como la alimentación entre otras cosas, puede ser un complemento nutricional pero evidentemente el agua embotellada no cura ni evita totalmente su evolución.

Por tanto, no existen evidencias científicas de que el agua embotellada sea mejor o más sana que el agua del grifo.

Uno de los principales inconvenientes del agua embotellada es su envase, el 90% del precio que pagamos por el agua embotellada es por la botella.

Cabe destacar que los estudios realizados descartan que los compuestos que pasan del plástico del envase al agua supongan un riesgo para la salud, sin embargo, no podemos obviar su impacto medioambiental.

Según datos de Greenpeace sólo el 20 % de los envases de plástico se reciclan, el resto acaba en vertederos, incineradoras o en el medioambiente.

” Beber agua del grifo es mucho más barato ”

Por tanto, beber agua del grifo es mucho más barato, es un recurso que tenemos de forma segura y sin necesidad de desplazarnos y su impacto medioambiental es mucho menor.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.