¿Por qué elegir La Cruz Azul?
En el equipo de La Cruz Azul tenemos un solo objetivo, SATISFACCIÓN en todos los sentidos, tanto del paciente como de su familiar, traducido en calidad de vida.

Las dos palabras más utilizadas por nuestros clientes son CONFIANZA Y TRANQUILIDAD.

Estas dos palabras no son nuestro eslogan pero son las que mejor nos definen en su totalidad, y que precisamente es de lo que trata la ayuda a domicilio, un conjunto de soluciones propuestas por nuestro equipo de trabajo enfocados a la SATISFACCIÓN del cliente.

Somos líderes en el sector

Los 25 años prestando servicio a más de 20.000 personas nos avalan.

La Cruz Azul fue pionera en 1992 en iniciar este tipo de servicio en casa, más extenso que el mero concepto de una persona de acompañamiento.

Las agencias de colocación siempre han existido, cobran una cantidad por encontrar una persona de la que luego se tiene que hacer cargo el familiar, de su sueldo y de las incidencias que puedan surgir.

Nosotros somos un concepto infinitamente más extenso, ya que nos hacemos cargo de encontrar el mejor perfil, de mantenerlo y supervisarlo, y si no realiza sus funciones correctamente cambiarlo inmediatamente con una pronta respuesta a las incidencias que vayan apareciendo.

Nuestro objetivo

El cuidado integral de la persona mayor, solucionando todos los problemas que puedan surgir, y que el agravamiento de sus patologías, que por desgracia son síntomas de la edad, sean lo mas tardías posible.

Nuestros abuelos o nuestros padres, han cuidado de nosotros desde que nacimos y ahora que ellos necesitan ese cuidado, vamos a ofrecerles esa ayuda que tanto necesitan. El cuidado del paciente para nosotros es muy importante, pero tampoco hay que olvidarse que dentro de nuestro objetivo también está que los familiares directos tengan la calidad de vida que se merecen.

Nuestros tiempos de reacción
Los tiempos de reacción del equipo de La Cruz Azul, son prácticamente inmediatos.

Trabajamos con personas y sabemos que las incidencias siguen ocurriendo; no vamos a ser la típica empresa que en su eslogan pone que las personas nunca van a fallar y son infalibles, porque no es la realidad, las personas son personas y aunque sean muy profesionales, siguen teniendo su vida y tienen necesidades.

Lo que nosotros ofrecemos es que el equipo que está detrás se encarga de que las incidencias sean las menores posibles, y si ocurren, tener una pronta respuesta para que el cliente tenga la mayor calidad de vida y por tanto la confianza de que el servicio está cubierto en todo momento.

Todo ello está apoyado de una visita mensual de psicólogo y fisioterapeuta porque siempre están enfocados desde el prisma sanitario.