Apnea del Sueño

26

FEBRERO, 2018

La apnea del sueño es un trastorno donde la respiración se interrumpe y se hace muy superficial, es causada por una obstrucción de las vías respiratorias, tras la obstrucción la respiración vuelve con un ronquido o resoplido.

Estas interrupciones pueden durar desde muy pocos segundos a minutos y pueden ocurrir varias veces por hora. De hecho, para considerarse patológico deben tener una duración igual o superior a 10 segundos y presentarse con una frecuencia de 5 veces por hora de sueño.

Al interrumpirse la respiración se produce una caída transitoria en los niveles de oxígeno en la sangre, por lo que la persona afectada pueda permanecer buena parte de la noche con concentraciones de oxígeno bajas.

Infografía Apnea del Sueño

Los 3 síntomas principales son ronquido muy intenso, apneas que interrumpen el ronquido y somnolencia evidente durante el día.

Ya que la persona que padece el trastorno no es consciente de los ronquidos y de la obstrucción de la respiración ya que se encuentra dormida, los síntomas más evidentes suelen ser el cansancio y la somnolencia excesiva durante el día.

Estos síntomas suelen ser semejantes a algunos que se presentan en la depresión o en otros trastornos por lo que se estima que esté infra diagnosticada.

Según la Sociedad Española de Sueño solo un 15 – 20 % de los afectados está diagnosticado.

” Las personas con Apnea del Sueño tienen un mayor riesgo de sufrir accidentes de tráfico y laborales ”

Como consecuencia de la somnolencia durante el día (debida a la fragmentación del sueño) las personas con Apnea del Sueño tienen un mayor riesgo de sufrir accidentes de tráfico (hasta 7 veces superior al de la población normal) y laborales, pueden presentar dolores de cabeza al despertar y sequedad de boca, cansancio y somnolencia en situaciones sedentarias, cambios del estado de ánimo como irritabilidad, depresión, alteraciones en el rendimiento, dificultades en la memoria y en la atención.

Cuando la apnea es severa se aumenta el riesgo de enfermedades como la hipertensión arterial y cardiopatías.

” Para la intervención y tratamiento de este trastorno caben destacar medidas generales de prevención ”

Para la intervención y tratamiento de este trastorno caben destacar medidas generales de prevención como disminución del peso, normalizar hábitos de sueño con horarios adecuados, evitar el consumo de alcohol, tabaco o cualquier sustancia que altere el ciclo del sueño.

El tratamiento de elección (dependiendo de cada caso particular, evidentemente) suele ser el tratamiento con presión positiva de aire (CPAP) que consiste en una mascarilla nasal que proporciona una corriente de aire que evita que la vía aérea se colapse, por lo que permite respirar con normalidad toda la noche.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.