El Azúcar
¿Enemigo invisible?

Últimamente y cada vez más oímos que el azúcar no es tan saludable como se creía, son muchos profesionales de la salud quienes nos alertan de sus peligros.

Muchos estudios realizados relacionan el alto consumo de azúcar con el riesgo de sufrir enfermedades coronarias, hepáticas, hipertensión y/o diabetes.

A medida que se consume más azúcar, el cerebro se siente abrumado por los niveles constantes y anormalmente altos de insulina y deja de percibir correctamente sus señales. Provoca deficiencias en la memoria y en las habilidades del razonamiento

concluye Miguel Ángel Almodóvar, sociólogo y periodista que ha trabajado para el Centro Superior de Investigaciones Científicas.

No solo las “golosinas” de siempre llevan azúcar

Sin olvidar la obesidad, muchos programas y documentales televisivos, El dulce veneno y La pandemia de Azúcar, intentan concienciar sobre el peligro además de la gran cantidad de azúcar que llevan muchos alimentos, productos que ni imaginamos que lo llevan (pan, yogur, tomate frito, aderezos, kétchup, barritas energéticas…).

” La industria nos quiere enganchados y ese es el motivo por el que se añade tanto azúcar en tantos productos, aumentando así la probabilidad de consumirlos con más frecuencia, ya que animan y fidelizan su consumo ”

Cuando se consume de forma adecuada, produce energía a los músculos y al cerebro, actuando como hidrato de carbono.

Sin embargo es muy difícil saber qué cantidad corresponde a la adicción de azúcar en ese determinado producto.

No tan conocida es la relación que tiene el consumo de azúcar con la mayor probabilidad de la aparición de las temidas arrugas, ya que ralentiza el metabolismo de la glucosa alterando la estructura de colágeno de la piel.

” Actúa como fertilizante para tumores ”

Además actúa como “fertilizante para tumores” por la siguiente explicación:
un alto consumo de azúcar hace aumentar la glucosa en sangre permitiendo que las células comiencen a administrar insulina, liberando la molécula IGF, cuya función principal es estimular el desarrollo de células creciendo más rápidamente.

Es muy importante reducir su consumo, por ejemplo intercambiar dulces por gelatinas, zumos naturales sin endulzar, ensaladas de frutas, cereales…

Como posible alternativa aparecen en los supermercados los conocidos productos “light” que contienen un 25% menos de calorías que el producto normal, pero, no por ello se debe abusar de estos productos ya que si no no conseguiremos lo que pretendemos, reducir el consumo de azúcar.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.