divi_integration_single_top

Consumo de Alcohol en Personas Mayores

20

NOVIEMBRE, 2017

Recientemente se ha celebrado el Día Mundial Sin Alcohol. Este día, instaurado por la Organización Mundial de la Salud el 15 de noviembre, sirve como un estímulo para reflexionar y concienciar a la población sobre el consumo de alcohol y sus consecuencias.

Se trata de fomentar, mediante diversas iniciativas, la responsabilidad de las personas para controlar el consumo de alcohol.

Estas iniciativas generalmente van destinadas a los jóvenes, sin embargo, no podemos olvidar que el consumo de alcohol en personas mayores también es una realidad en nuestro día a día.

Alcohol en mayores

” Beber una copita de vino al día es bueno para el corazón ”

En muchos casos, la publicidad que se ha hecho del alcohol ha servido para que nuestros mayores encuentren beneficios en el consumo de esta sustancia.

Todos hemos oído en alguna ocasión que beber una copita de vino al día es bueno para el corazón.
Esto hace pensar que si una copita es buena dos o tres serán mucho mejor. Es evidente que las recomendaciones sobre las bebidas alcohólicas deben matizarse en función del estado de salud de cada persona, de su situación física y de los tratamientos farmacológicos que esté tomando, entre otras muchas cosas.

De este modo, la afirmación de la copita de vino al día debe ser tomada con mucha cautela, de hecho, desde diferentes organizaciones científicas se pide, desde hace ya mucho tiempo, que se deje de utilizar esta falacia.

Como es evidente las personas mayores realizan un patrón de consumo de alcohol muy diferente al que realizan los jóvenes.

Los ancianos suelen beber a diario y en cantidades mucho menores, pero con repercusiones orgánicas más intensas.

Esto es debido a que con la edad disminuye la tolerancia al alcohol, por lo que las cantidades que antes no eran problemáticas ahora empiezan a serlo, debido fundamentalmente a los deterioros propios de la edad, las patologías recurrentes y a las interacciones con fármacos. Estas interacciones pueden reducir la eficacia o aumentar los efectos tóxicos de los medicamentos.

“Se ha encontrado una relación entre el consumo de alcohol y un aumento en el riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer”

Además, recientemente se ha encontrado una relación entre el consumo de alcohol y un aumento en el riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer como el de colon y recto, boca, faringe, laringe, esófago e hígado y el de mama en las mujeres.

De esta manera, una copita de vino o un quinto de cerveza a diario aumenta el riesgo de cáncer de mama en un 6% y a mayor cantidad consumo de alcohol, mayor riesgo de cáncer.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.