divi_integration_single_top

Consumo de Leche

12

FEBRERO, 2018

España es el quinto país de Europa en consumo de leche. Según la OCU cada español consume de media al año 73 litros de leche, 15 kg de yogures, 8 kg de queso y 300 gramos de mantequilla.

Gastamos aproximadamente por persona 0,40 Euros al día y supone un 12% del consumo en alimentación, por lo que es uno de los alimentos más económicos y más versátiles.

La leche es rica en proteínas de alto valor biológico, grasas y lactosa. Es fuente de potasio, magnesio, calcio, fósforo, yodo y vitaminas A y D y algunas del grupo B. Junto con el huevo es el alimento que aporta las proteínas de mejor calidad. El calcio destaca por su importancia para la salud de los huesos.

Consumo de leche en España

Por tanto, como hemos podido observar, hay pocos alimentos tan completos nutricionalmente como los lácteos, sin embargo, desde hace un tiempo han aparecido detractores del consumo de leche y sus derivados.

Además, la intolerancia a la lactosa parece estar de moda, lo que unido a las corrientes en contra del consumo de leche y lácteos, han propiciado que aumenten las personas que deciden dejar de tomarla sin padecer los síntomas que sufren las personas que no pueden tolerarla, lo que ha conllevado a una disminución importante de su consumo.

” Los detractores del consumo afirman que ningún mamífero bebe leche después del destete ”

Los detractores del consumo afirman que ningún mamífero bebe leche después del destete, sin embargo, el hombre es el único mamífero capaz de obtener leche de otro mamífero y por lo tanto es también el único que sigue tomándola toda su vida.

En cuanto a las personas que deciden dejar de consumir lácteos por dieta, por moda o porque creen que es mejor para su salud cuando vuelven a tomar lácteos el cuerpo no los digiere bien.

Esto es debido a que el organismo es muy sabio y decide ahorrar la energía de producir la lactasa (enzima que digiere la lactosa), de este modo cuando vuelven a tomar lácteos le sientan fatal.

Podemos obtener calcio de otros alimentos sin embargo el cuerpo asimila mejor el calcio procedente de los lácteos, absorbemos un 32 % del calcio de la leche frente al 5 y el 13 % del calcio procedente de las bebidas de soja, por ejemplo.

Sin embargo, hay estudios que no han encontrado diferencias entre la fortaleza de los huesos de las personas que consumen leche de manera habitual con las personas que no la toman.

De esta investigación podemos concluir que la leche no parece ser tan necesaria en los adultos (la calidad ósea se forja en la infancia y la adolescencia) sin embargo, sí podemos beneficiarnos del resto de nutrientes, los cuales tienen una influencia positiva en nuestra salud.

Por tanto, podemos concluir que no es recomendable eliminar un alimento, que además es tan completo nutricionalmente, sin presentar sintomatología y evidentemente sin antes consultarlo con un médico.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.