Coronavirus y tercera edad

17

MARZO, 2020

Los mayores, ahora más que nunca, mejor en casa

El objetivo fundamental de este artículo, lejos de alertar a la población ni aumentar el grado de ansiedad que desde estas últimas semanas convive con nosotros, es el de promover unos correctos cuidados (preventivos) tanto a nivel personal como social.

Actualmente nos enfrentamos a una situación totalmente novedosa para toda la población. Debido a esto, síntomas psicológicos como ansiedad, anticipación, comienzan a instalarse en nuestros hogares. Hemos de tener en cuenta que la actuación y las medidas han de darse no solo por las personas de riesgo (que es lo que se podría pensar) sino por parte de los más jóvenes. La correcta toma de conciencia de la situación por parte de los jóvenes, enérgicos y ajenos a la sensación de miedo, es lo que va a fomentar que se evite exponer potencialmente a la población de riesgo.

Estomago Sano Estreñimiento - La Cruz Azul

Coronavirus (COVID-19)

A pesar de que todos somos susceptibles ante el nuevo COVID-19, son nuestros mayores, una vez más (a pesar de los múltiples casos graves de pacientes jóvenes), quienes se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad, por varios motivos. 

En primer lugar, por la edad avanzada, que hace que los efectos secundarios del virus les afecte de una forma más aguda.

” Les hace vulnerables y los convierte en victimas de la mayor tasa de mortalidad de la población “

Por último, porque presentan mayor comorbilidad con otras afecciones crónicas. Esta situación se agrava aún más si se encuentran en un entorno cerrado y rodeados de población igualmente vulnerable, en el caso de que estos se encuentren en residencias u otros centros sanitarios, ya que se multiplica el número de contactos.

#QuedateEnCasa

Tal y como dice el hashtag más utilizado estas semanas “quédate en casa” , con intención de promover que todos permanezcamos en nuestros domicilios, tenemos que seguir este mismo lema para nuestros mayores. En momentos como este, lo más aconsejable sin duda es que el paciente permanezca en su propio domicilio y reciba la atención necesaria a través de un único cuidador en el mismo. Esta opción es la idónea y la más viable, a través de una empresa sanitaria especializada en los cuidados del mayor, que realice a través del correspondiente departamento de enfermería un correcto plan de cuidados personalizado, que no sólo proporcionará información de valor a paciente y cuidador, sino que velará porque estos cuidados se lleven a cabo (control de medicación, hábitos de higiene personal, supervisión). De esta manera, los familiares, ganan tranquilidad y los pacientes, calidad de vida. Este es el método además que supone un menor trastorno para los pacientes, ya que reciben cuidados sin tener que abandonar su domicilio, sin alejarse de la rutina que les mantiene unidos a la vida que una vez disfrutaron con plena autonomía.

 

 Esta es la posibilidad más aconsejable para el cuidado de nuestros mayores hoy en día. Lo ideal, dentro de la posibilidad personal de cada uno, es que sobre todo en estos momentos de mayor contención, el cuidador permanezca en el hogar las 24h, respetando los propios períodos de descanso dentro del domicilio, para disminuir cualquier riesgo. En definitiva, nuestros mayores, más que nunca, que se queden en casa.

Irene Risueño 

Colegiada núm. 15658 – Valencia

Psicóloga de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.