divi_integration_single_top

Día Mundial del Sueño

16

MARZO, 2018

El Día Mundial del Sueño se celebra siempre el viernes anterior al equinoccio de marzo.

En este día se realizan multitud de actividades en todo el mundo con el objetivo de crear conciencia y dar visibilidad a los diferentes problemas relacionados con el sueño.

Desde La Cruz Azul queremos explicar los cambios que se producen en el sueño con la edad, tema que nos preocupa principalmente.

Los cambios que más se producen son:

 

  • Disminución del tiempo total del sueño: disminuye entre 1-2 horas

 

  • Aumento del tiempo de vigilia en frecuencia y duración: se producen mayores despertares

 

  • Incremento de la fase 1 del sueño (adormecimiento): primera fase del ciclo del sueño en el que no es profundo ni reparador

 

  • Disminución de la fase 4 del sueño (sueño profundo): al disminuir el descanso no se produce de forma eficaz

 

  • Sueño MOR, en inglés REM (Movimientos oculares rápidos), en esta fase es cuando soñamos y se produce un movimiento característico que son movimientos de los glóbulos oculares

Fases del Sueño

El envejecimiento afecta tanto a la calidad como a la duración del sueño, por lo que es aconsejable seguir una serie de recomendaciones para garantizar un sueño reparador:

 

  • Seguir una rutina de horario regular para levantarte y acostarte.

 

  • Hacer ejercicio físico de manera regular, mínimo 30 minutos diarios evitando las últimas horas del día.

 

  • Mantener una alimentación saludable y equilibrada, evitando cenas pesadas.
    Cenar alimentos como leche y derivados facilitan el sueño.

 

  • Evitar siempre consumo de alcohol, cafeína y tabaco.

 

  • Evitar siestas y “cabezadas” que además beneficiará y facilitará la digestión.

 

  • Utilizar la cama solo para dormir, evitando en ella leer, ver la televisión, comer…

 

  • Ir a dormir a la cama solo cuando se tenga sueño, así evitaremos dar vueltas y no conseguir dormir.

 

  • Mantener una temperatura agradable, sobre 20 grados.

 

  • Dormir con ropa cómoda.

 

  • Utilizar un colchón confortable, con ropa de cama limpia.

 

  • Ventilar durante el día la habitación.

 

  • Procurar tener un ambiente relajado y oscuro, evitando ruidos externos.

 

” Dormir es una función biológica indispensable que favorece la memoria y el aprendizaje ”

Un sueño saludable cumple dos funciones básicas: número adecuado de horas (diferente para cada rango de edad) y continuidad-profundidad del sueño.

Es por ello la importancia de seguir estas recomendaciones para poder disfrutar de un sueño reparador y así evitar trastornos asociados y posibles complicaciones médicas.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.