Disfagia:
Dificultad para tragar

28

MAYO, 2018

Muchas personas mayores presentan disfagia, se trata de un problema o dificultad para deglutir alimentos sólidos o líquidos, sobretodo en pacientes de demencia, parkinson, ictus, entre otros.

Comer es un proceso automático, no pensamos en la importancia que tiene hasta que aparecen estos problemas, impactando en la salud de quienes lo padecen.

Problemas al momento de tragar

Fases del proceso de ingerir alimentos:

  1. Laringe: de forma voluntaria se mastica y mezcla el alimento con la saliva, empujándose con la lengua hacia la laringe. Cuando hay problemas en esta fase es muy fácil de detectar, muy frecuente en personas con demencia.
  2. Faringe: fase oral involuntaria en la que el alimento no pasa más que a la faringe, por ejemplo al toser el alimento sube, pasa a un lugar equivocado. Es muy frecuente en personas con demencia tipo Alzheimer, parkinson así como en ictus.
  3. Esófago: ocurre cuando existe inflamación o irritación en el esofágo, como una presión (producido por medicamentos, reflujo por acidez…). La persona siente que se queda la comida atascada, pudiendo tener consecuencias precancerosas.

Síntomas:

  • Molestias o dolor al tragar.
  • Babeo.
  • Inadecuado cierre labial.
  • Expulsión de los alimentos en la boca o rechazo con la lengua.
  • Aumento del tiempo de deglución con masticación prolongada.
  • Atragantamiento con determinadas consistencias.
  • Deglución fraccionada, necesidad de fragmentar y tragar en varios intentos.
  • Presencia de residuos de alimento en la boca o lengua.
  • Sensación de atasco en la garganta y necesidad de tragar repetidas veces.
  • Carraspeo continuo o frecuente.
  • Bronquitis o neumonías de repetición.

” Es importante observar ciertas señales y acudir a un profesional ”

El Logopeda, que determinará que tipo de disfagia sufre y si es de alimentos liquidos o sólidos (normalmente son los liquidos los que suelen causar más problemas) para que recomiende que tipo de consistencia deben tener los alimentos para que puedan ser ingeridos adecuadamente por el paciente.

El trabajo del logopeda en la disfagia se centra en rehabilitar la dinámica motriz y el control del bolo alimenticio con la finalidad de evitar el atragantamiento y la broncoaspiración, para asi poder garantizar la hidratación y nutrición del paciente. Se adecúa un programa de reeducación acorde a cada paciente.

En España, la disfagia afecta a dos millones de personas, pero solo un 10% están correctamente diagnosticados, según datos de la European Society for Swallowing Disorders (ESSD).

” Se estima que en los próximos años, la disfagia la sufrirán la mitad de personas de 70 o más años. ”

Enlaces de interés / Fuentes:

Antonio Alayon
Nestle Health Science
Clinica Mayo

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.