Frutos Secos

25

ABRIL, 2018

Los frutos secos son un alimento con propiedades nutricionales importantes y además son cardiosaludables.

A continuación vamos a comentar algunas de sus propiedades, beneficios de que formen parten de nuestra dieta habitual y recomendaciones de consumo

Frutos secos saludables

  • Son un alimento muy nutritivo: los frutos secos aportan un 80% de grasas, las cuales son cardiosaludables. Además proporcionan proteínas (casi un 20 %), fibra (que nos ayuda a regular nuestro tránsito intestinal), vitaminas, minerales y antioxidantes (ácido fólico, vitamina E y selenio, que ayudan a combatir el envejecimiento celular y algunos tipos de cáncer), por lo que son muy recomendables para deportistas, personas en estado de convalecencia, durante el embarazo, etc.

 

  • Son muy calóricos: unos 100 gramos proporcionan unas 500 kilocalorías, sin embargo, debido a sus propiedades nutricionales no deben evitarse en dietas de adelgazamiento, eso sí, consumiéndolos con moderación y crudos, ya que evidentemente los tostados o fritos añaden muchas más calorías.

 

  • Son cardiosaludables: como se ha dicho anteriormente aportan un 80 % de ácidos grasos insaturados que nos ayudan a reducir el colesterol, como por ejemplo el omega 3 (al que ya le dedicamos entrada anterior) presente en las nueces que lo aportan en abundancia; el omega 9 que se encuentra en frutos secos como nueces de macadamia, avellanas, almendras y pistachos y la arginina presente en nueces, anacardos y avellanas.

 

” La ingesta habitual de frutos secos es una sana costumbre y una opción estupenda para meriendas y tentempiés saludables tanto en niños como adultos y ancianos ”

Estas son algunas de las recomendaciones para su consumo:

  • Un puñado al día: que corresponde aproximadamente a unos 30 gramos, para poder beneficiarnos de las propiedades comentadas.

 

  • Consumirlos crudos: ya que los tostados y fritos, además de que proporcionan una cantidad mucho mayor de calorías, presentan una cantidad menos de vitaminas, ya que el proceso de cocción elimina parte de ellas. Crudos, además, facilitan la digestión.

 

  • Consumirlos junto con cereales: de esta manera las calorías aportadas pueden llegar a ser equivalentes a las proporcionadas por el pescado, la carne o los huevos.

 

  • Evitar los frutos secos salados: sobre todo personas con dietas bajas en sodio y evidentemente personas hipertensa.

 

  • Pueden resultar alergénicos: por lo que los pediatras, con el fin de evitar alergias tempranas, recomiendan empezar a consumirlos después de los dos años de edad.

 

  • Conservarlos en envases herméticos y en un lugar fresco y seco para que se mantengan en condiciones perfectas.

 

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.