divi_integration_single_top

¿Gripe o Catarro?

24

ENERO, 2018

Muchas veces se cofunde la gripe con el resfriado, incluso hay personas que dicen que la gripe es un resfriado muy fuerte. En este artículo hablaremos de las similitudes y diferencias de estas dos afecciones.

Tanto la gripe como el resfriado o catarro son infecciones de las vías respiratorias causadas por virus.

El virus de la Influenza en el caso de la gripe y por más de 200 virus diferentes en el caso del resfriado, siendo los más predominantes el rinovirus o el coronavirus.

Infografía: Gripe o Catarro

Ambas enfermedades víricas se contagian de la misma manera, a través de millones de gotitas diminutas que la persona infectada transmite cuando habla, tose o estornuda.
Estas gotitas permanecen en una superficie hasta al menos 24 horas, por tanto, te puedes contagiar de gripe o de un resfriado al tocar un objeto o superficie infectada y después tocarte los ojos o la nariz, permitiéndole la entrada al virus en nuestro cuerpo.

De esta manera tanto la gripe como el resfriado se transmiten fácilmente de una persona a otra.

“Para diferenciar entre gripe o catarro debemos centrarnos en la sintomatología”

Para poder diferenciar entre la gripe y el resfriado debemos centrarnos en los síntomas. A pesar de que algunos de ellos son comunes en las dos enfermedades (secreción, goteo nasal, congestión) dos de las principales diferencias son la fiebre y el estado general de la persona.

La fiebre es común en la gripe, que suele estar por encima de los 38º C (entre 38 y 41º) y la persona se encuentra más postrada, con dolores musculares y en las articulaciones y de cabeza.

Mientras que el resfriado no suele provocar fiebre (excepto en niños pequeños), es habitual la congestión nasal, los estornudos y el dolor de garganta.

No suele presentar complicaciones, pero la persona se encuentra incomodada por la presencia de estos síntomas.

Otra de las principales diferencias entre estas dos infecciones respiratorias la encontramos en el inicio de la enfermedad.

En la gripe los síntomas aparecen de forma repentina, en aproximadamente 24 horas.

Tras 2 o 3 días la fiebre empieza a remitir y los síntomas se hacen más leves, en la mayoría de los casos el cuadro desaparece en una semana.

En el resfriado el inicio de los síntomas es paulatino, pudiendo aparecer hasta pasados tres días desde que se contrae el virus.

“Estas enfermedades, en principio no tienen por qué causar complicaciones graves”

Estas enfermedades víricas, en un principio no tienen por qué causar complicaciones graves, pero sí es importante que se vigile de forma adecuada la sintomatología y evolución en los ancianos, ya que son un grupo de riesgo siendo más susceptibles ya que no pueden ofrecer una respuesta antiviral adecuada.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.