Pautas para evitar la desnutrición en ancianos

27

FEBRERO, 2018

Hay diferentes razones por las que las personas mayores de 65 años tienen un mayor riesgo de sufrir malnutrición.

Una de las principales razones asociada a este hecho se debe a los cambios fisiológicos producidos por la edad que conllevan una restricción de alimentos o una ingesta insuficiente.

Otra de las razones por las que los ancianos pueden encontrarse en una situación de malnutrición es el hecho de que vivan solos, aislados o se encuentren en una situación económica precaria.

Además, es importante tener en cuenta que con la edad aumentan las patologías y con ellas la masiva administración de medicamentos, que también puede tener consecuencias en los estados nutricionales de los ancianos.

Alimentos recomendados para evitar la desnutrición

Ampliamente conocedores de este hecho, desde La Cruz Azul proponemos una serie de indicaciones para una correcta alimentación de las personas de la tercera edad.

Es evidente que las necesidades nutricionales de cada persona dependen de muchos factores, principalmente del nivel de actividad física, ya que las necesidades de una persona en silla de ruedas o que se encuentra encamada no van a ser la mismas que las necesidades nutricionales de una persona que tiene completa movilidad.

” se recomiendan más de 8 vasos de agua al día ”

Por tanto, en este artículo vamos a exponer una serie de recomendaciones generales, según la Academia Española de Nutrición y Dietética:

  • Líquidos: se recomiendan más de 8 vasos de agua al día que pueden ser también ingeridos mediante infusiones o zumos. La adecuada hidratación es muy importante ya que además de que necesitan una mayor cantidad de líquidos que en otros momentos de la vida, los ancianos no suelen tener sensación de sed, por lo que debemos estar pendientes de la correcta hidratación, sobre todo en los períodos más calurosos.

 

  • Fibra: 20-35 gramos diarios. La fibra se encuentra en una gran variedad de alimentos tales como hortalizas, frutas, verduras, legumbres y cereales integrales. Además de que previene el estreñimiento también regula la glucemia y el colesterol.

 

  • Calcio: se recomiendan 1200 mg para los hombres y 1300 mg para las mujeres ya que es importante para la prevención de la osteoporosis, con más incidencia para ellas. Los alimentos ricos en calcio son queso, sardinas en aceite, avellanas y almendras, cigalas y gambas, lácteos, entre otros.

 

  • Proteínas: se recomiendan entre 1 y 1,2 gramos de proteína por kg de peso al día para los ancianos, que puede ser aumentada en personas con enfermedades crónicas o agudas y en los casos de desnutrición. De esta cantidad total de proteínas diarias el 60 % debe ser animal como leche y huevos, carne y pescado y el 40 % restante proteína vegetal como arroz, pasta, legumbres y patatas, entre otras.

 

  • Grasas: se recomiendan principalmente grasas saturadas de origen animal que podemos encontrar en la carne o en la leche entera y grasas de origen vegetal tales como el aceite de oliva.
Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.