divi_integration_single_top

Voluntariado a los 93 años

5

MARZO, 2018

Esta intrépida abuelita, Irma, tiene 93 años y es italiana. No ha tenido una vida fácil ya que a los 26 años se quedó viuda y tuvo que hacerse cargo sola de sus tres hijos, criándolos y educándolos.

Su interés con respecto al trabajo humanitario viene de tiempo atrás, colaborando con el padre Don Remigio, nacido en Padua, Italia, desde su casa en Noventa Vicentina, en los alrededores de Venecia.

El padre Remigio lleva más de 50 años de misionero en Kenia, colaborando en la creación de colegios, orfanatos y hospitales e Irma, nuestra intrépida abuelita, lo estuvo apoyando durante años. .

Voluntaria a los 93 años

Irma desde hace mucho tiempo quería viajar para conocer personalmente las infraestructuras que el padre Remigio ayudó a construir a lo largo de su vida, y es ahora a los 93 años de edad cuando Irma se ha embarcado en esta aventura, acompañada por su hija.

Las dos mujeres emprendieron su viaje a África a mediados del mes de febrero y tienen intención de permanecer allí hasta mediados de marzo.

” La nieta afirma que su abuela se va a trabajar a un orfanato de niños ”

La historia ha sido compartida en las redes sociales por su nieta, la cual publicó una foto de su abuelita cargada con las maletas en el aeropuerto de Milán-Malpensa antes de iniciar el viaje.

La nieta afirma que su abuela se va a trabajar a un orfanato de niños y no a una aldea turística. De hecho, mediante las redes sociales de su nieta hemos podido ver fotos del itinerario que Irma y su hija han seguido al llegar a Kenia, mediante las fotos que la nieta ha ido publicando.

Tan pronto como aterrizaron en el continente africano, la italiana quiso visitar al misionero ya que permanece hospitalizado por problemas de salud.

Desde entonces no ha parado, visitando diferentes hospitales por toda la región, viajando en jeep y en minibuses locales, visitando los sitios donde el padre Remigio ha estado colaborando durante todos estos años, hasta llegar al orfanato que administra la misión, donde la podemos ver, con una amplia sonrisa, rodeada de niños.

De nuevo nos encontramos ante un ejemplo de mujer tenaz que nunca se cansa, que a pesar de su edad se mantiene activa y cumpliendo con sus sueños.

Doctora Carmen Sola

Doctora Carmen Sola

Colegiada núm. 46 46 12727 – Valencia

Directora Médico de La Cruz Azul

¿Quiere ver otros artículos antes de que se publiquen?

Suscríbase a nuestro boletín.